Ferran P. Vilar: Los deberes de Casandra (súplica a la comunidad científica del clima)

Usted no se lo cree

Este texto ha sido escrito tras la charla que tuve el honor de pronunciar en ocasión de la mesa redonda sobre comunicación climática que clausuró el congreso internacional sobre cambio climático en España CLIMATE-ES, el viernes 13 de marzo pasado en Tortosa. Fui el último de la mesa en tomar la palabra. Lo que sigue refleja, y complementa solo levemente, las ideas que allí expuse y el tono con que las expresé.

Una cuestión previa al hilo de los acontecimientos

Climate-ES 2015Empecé mi intervención con la cuestión previa referida al rector de la URV para pasar a reconocer a continuación los indudables méritos de la comunidad científica del clima. Tengo para mí que son los héroes del siglo XXI, y que ellos no lo saben. No están investigando cualquier cosa, sino nada menos que la evolución previsible de las condiciones de contorno en las que se desarrolla la vida. Lo que…

Ver la entrada original 2.182 palabras más

Anuncios

Federico Ruiz: De economistas y servidumbres

Federico RuizLa polémica sostenida este pasado otoño entre Paul Krugman y Richard Heinberg acerca de las posibilidades de las sociedades actuales para afrontar con éxito los ‘desafíos’ que presenta el Cambio Climático es muy esclarecedora de la incapacidad para comprender la naturaleza y la dimensión reales de la Gran Crisis Global de los ostentadores del saber hegemónico en nuestros días, los economistas. Hablar de ‘economistas’ sin mayores especificaciones suena a una generalización excesiva y abusiva en la que se mezcla todo sin rigor alguno. Quizá no lo sea tanto.
Sigue leyendo

Libro: En la espiral de la energía

Portadas de En la espiral de la energía

Portadas de los dos tomos que componen la obra.

Nos hacemos eco de un importante libro que acaba de ser publicado, en el que Luis González Reyes completa el trabajo de Ramón Fernández Durán que había quedado incompleto por su desaparición en 2011, y que había sido concebido como la culminación de toda su obra escrita. Consta de dos tomos subtitulados respectivamente Historia de la humanidad desde el papel de la energía (pero no solo) y Colapso del capitalismo global y civilizatorio.

Se trata de una obra colosal en dos tomos, que creo es la obra más seria y rigurosa que conozco, escrita en idioma castellano, sobre la evolución de nuestra especie, sus modelos sociales, económicos y culturales, vistos desde el punto de vista de las disponibilidades de la energía en cada época. (Pedro Prieto)

Sigue leyendo

Jorge Riechmann: ¿Y si no subiéramos a las montañas más altas?

(Reproducimos nuevo artículo de Jorge Riechmann aparecido esta semana en nuestro blog hermano en ElDiario.es.)

Jorge Riechmann (Foto: M. Beltrán)

Jorge Riechmann (Foto: M. Beltrán)

Bután suele ser mencionado en nuestra reflexión social a cuenta de su inspirador índice de “felicidad interior bruta” (como alternativa al PIB) u otros rasgos de su economía alternativa. Pero hoy quisiera llamar la atención sobre otro rasgo singular de este pequeño país adyacente al Tíbet. Bután alberga la montaña más alta del planeta no hollada por ningún ser humano.

Qué desafío, ¿verdad, montañeros y montañeras? Se trata del Gankar Punzum (el Pico Blanco de los Tres Hermanos Espirituales, se nos dice que habría que traducir el nombre de esta montaña al castellano), una cima del Himalaya que ronda los 7.570 metros de altura. En 1994 se prohibió en Bután escalar montañas más altas de seis mil metros, para no perturbar a los dioses y espíritus que, según conjeturan en aquel remoto país asiático, podrían morar allí (la religión local es el budismo vajrayana). En 2003 parece que se prohibió el montañismo en general.

El contraste con la mentalidad occidental de conquista no podría ser mayor… Como es sabido, la razón que dio el eminente escalador Edmund Hillary para explicar su deseo de ascender al Everest (domeñado por fin en 1953) fue: “Porque está ahí”. Citius, altius, fortius (“más rápido, más alto, más fuerte”) es la frase pronunciada por el barón Pierre de Coubertin en la inauguración de los primeros Juegos Olímpicos de la Edad Moderna (Atenas 1896); también es un buen lema si se trata de captar la hybris del capitalismo desembridado. No se pueden reconocer límites a los empeños humanos, ya sean razonables (eliminar la pobreza), cuestionables (maximizar el PIB) o contraproducentes (establecer una base en Marte). No limits, nos martillean esos versículos sagrados que propina a todas horas la propaganda comercial metropolitana. Que siga la juerga…
Sigue leyendo

El manifiesto «Última llamada» en portada del semanal Canarias Ahora

La declamación contra el colapso de la civilización

Portada del nº 71 de Canarias Ahora Semanal

El semanario digital Canarias Ahora Semanal ha dedicado su reportaje principal y su portada a nuestro manifiesto, en su nº 71 publicado el pasado 31 de octubre.

Bajo el título de “La declamación contra el colapso de la civilización” Fernando del Rosal explica la génesis y motivación del manifiesto y entrevista a algunos de sus promotores como Pedro Prieto y Mª Eugenia Rodríguez Palop. Última Llamada se presenta en el artículo como un manifiesto que se opone al desarrollismo sacralizado que conduce a nuestras sociedades al desastre y a la destrucción de los recursos del planeta y de sus ecosistemas.
Sigue leyendo

Pedro Prieto: Salirse de la dicotomía neoliberales-neokeynesianos en los programas económicos

(Respuesta de Pedro Prieto ante las últimas noticias que indican que los economistas V. Navarro y J. Torres elaborarán el programa económico de la formación política Podemos.)

Viñeta de Bennet. Carteleras: Una verdad incómoda en un teatro y una mentira reconfortante en el otro.

Viñeta de Clay Bennet, reproducida con permiso. Carteleras: Una verdad incómoda en un teatro y una mentira reconfortante en el otro.

El pasado sábado 4 de octubre hubo una entrevista al líder de la formación Podemos, Pablo Iglesias, seguida un debate con periodistas habitualmente llamados tertulianos, en la cadena de televisión español La Sexta.
Sigue leyendo

Antonio Turiel: Viéndolas venir: Rockefeller abandona el negocio petrolero

Antonio Turiel. Imagen: TV3

Antonio Turiel. Imagen: TV3

(Continuamos reproduciendo artículos de promotores del manifiesto Última Llamada que están apareciendo en nuestro blog hermano en ElDiario.es. En esta ocasión es Antonio Turiel quien comenta recientes noticias de trascendencia.)

“Éstos ya están viéndolas venir”. Eso fue lo que dijo un compañero mío cuando le comenté lo que me parecía una de las noticias más importantes del día, que según reza el titular de la BBC es “¿Por qué los Rockefeller abandonan el negocio petrolero?” Un amigo de Facebook dio la respuesta más corta, sintética y veraz: “Porque ya no es un negocio”.
Sigue leyendo

Jornadas en Madrid (23 y 24-set): «Esto es más que una crisis económica, es una crisis de civilización»

cartel-jornadas-20140924-crisis-civilizacion-ultima-llamada-465x645Continúan surgiendo iniciativas a raíz de la publicación del manifiesto Última llamada. Una de ellas serán las jornadas que el martes 23 y miércoles 24 tendrán lugar en Lavapiés, Madrid, organizadas por un grupo de jóvenes investigadores de la UAM bajo el título de «Esto es más que una crisis económica, es una crisis de civilización».

A continuación tenéis el programa (la entrada será libre) y la presentación de estas jornadas:
Sigue leyendo

«No dejes el futuro en sus manos.» Apoyo de Entrepueblos al Manifiesto “Última llamada”

entrepueblos-entrepobles-entrepobos-herriarteEl primer propósito de este texto que os hacemos llegar es dejar una constancia pública del apoyo desde ENTREPUEBLOS-ENTREPOBLES-ENTREPOBOS-HERRIARTE, a las inquietudes y propósitos que se reflejan en la “Última Llamada”, que son los mismos que nos han venido preocupando y ocupando en los últimos tiempos, tal como intentamos expresar con la publicación “No dejes el futuro en sus manos”.

Siguiendo el hilo iniciado por Jorge Riechmann en su entrada “Mucho con demasiado”, en la que abría algunas reflexiones y posibles tareas para una confluencia en la línea del Manifiesto, quisiéramos plantear algunos puntos de vista entorno a diferentes aspectos que nos parecen imprescindibles para afrontar esa crisis de civilización de la que hablamos.

Sigue leyendo

Enrique Pérez Lijó: O Estado fronte o Decrecemento

(Outro dos asinantes iniciais, o sociólogo e militante do Partido da Terra e do Projecto Integral Corunha, Enrique Pérez Lijó, envíanos unha reflexión acerca da viabilidade dos Estados nun contexto de fin do crecemento.)

Enrique Pérez LijóDesde a publicación do Manifesto Derradeira Chamada algúns autores teñen apuntado que a crise de civilización á que nos enfrontamos supón por en cuestión os aparellos estatais, sabedores de que a todo réxime político correspóndelle tamén un réxime enerxético. En concreto, ponse no centro da diana as institución políticas nacidas directamente do Estado do Benestar, pois como ben amosan os datos a tal efecto os estados sociais ou do benestar son grandes consumidores de recursos e moi densos en canto a complexidade. O índice da pegada ecolóxica sérvenos para ilustrar as consecuencias do crecemento económico e o seu impacto sobre o planeta, así pois, mentres que a oferta ecolóxica media a nivel planetario non supera as 2’18 hectáreas por persoa e ano, as grandes economías triplican e incluso cuatriplican esta medida. O primeiro posto deste ranking do ecocidio é para Estados Unidos, cuxo exército é o maior consumidor de petróleo do planeta, e a súa pegada ecolóxica ascende a 9’57 hec. por persoa e ano. Sen embargo Europa non se queda atrás. O vello continente amosa resultados realmente escandaloso, pero o que chama máis a atención aínda é que sexan os países escandinavos, aqueles cuxo nivel de benestar e progreso é a envexa de boa parte dos partidos políticos europeos, os que encabecen a lista. Noruega, Suecia e Finlandia presentan unha pegada ecolóxica de 8’17, 7’95 e 7’00 respectivamente, o que quere dicir que cada habitante destes países consume unha cantidade de recursos cada ano equivalente á produción de entre 8 e 7 hectáreas. Cabe salientar que o 50% da pegada ecolóxica do planeta é froito do consumo de enerxías fósiles, e que estes estados non escapan a esta proporción.
Sigue leyendo