Carlos de Castro: “Última llamada” versus “Advertencia a la Humanidad”

(Artículo de otro de los firmantes iniciales del manifiesto Última llamada, Carlos de Castro Carranza, profesor en la Universidad de Valladolid, publicado originalmente en el web del Grupo de Energía y Dinámica de Sistemas.)

carlos-de-castroMi primera conferencia la di con un amigo (Juan Antonio Aparicio) en Málaga, en 1991. Su título sigue siendo significativo: “Energía para un mundo sostenible”.

En ella argumentábamos que una cuestión clave para la Humanidad era el tema energético y la necesidad urgente de una transición de fósiles y nuclear a la eficiencia, el ahorro y las renovables; ello por cuestiones del lado de los residuos (incluido el cambio climático) y por la necesidad de rellenar la brecha de un mundo enormemente desigual (yo no supe del pico del petróleo hasta 1998). Éramos inexpertos y parecimos radicales, alarmistas y pesimistas.

En realidad fuimos poco radicales y alarmistas y muy optimistas.

Desde entonces han sido más de 50 charlas y conferencias, cursos, artículos de investigación, tesis doctoral y un largo etcétera de aprendizaje que me ha llevado a seguir pareciendo radical, alarmista y pesimista: porque ya no soy tan inexperto y han pasado ya más de dos décadas sin que mi historia y la de otros miles de científicos y de activistas, hayan cambiado el mundo.

A finales de 1992 se publicó un manifiesto firmado por científicos y promovido por una asociación norteamericana (Union of concern scientists) titulado “Warning to Humanity”. Era un texto más extenso que el recién salido del horno “Última llamada”. Un texto además que proponía “soluciones”, algunas concretas.

Un texto tan radical como el nuestro de ahora pero que firmaron muchos cientos de científicos, entre ellos más de la mitad de los premios Nóbel de ciencia vivos en ese momento.

Como en “Última llamada”, a pesar de Internet, no nos auto-engañemos, fue ignorado por los principales medios de comunicación y, claro, por la sociedad en su conjunto.

No recuerdo cuando leí “Advertencia a la Humanidad”, quizás hace unos 20 años. Desde entonces, en casi todas mis charlas, presento lo que sigue, que es una traducción personal de un par de párrafos suficientemente “alarmistas”, advirtiendo al que me escucha que no se lo va a creer en el fondo:

Los seres humanos y el mundo natural están en camino de colisión. Las actividades humanas hacen mucho daño, a menudo irreversible, sobre el medio ambiente y sobre fuentes de recursos naturales críticas. Si no se revisan, muchas de nuestras prácticas actuales ponen en riesgo serio el futuro que deseamos para la sociedad humana y los reinos animal y vegetal, y pueden alterar el mundo vivo de tal forma que seamos incapaces de sostener la vida en la manera que la conocemos ahora. Se necesitan urgentemente cambios fundamentales si es que queremos evitar nuestro presente camino de colisión…

No disponemos de más de una o unas pocas décadas para revertir los peligros que ahora tenemos si queremos evitar que el progreso de la humanidad quede enormemente disminuido

Puesto que pasaron ya esa década o unas pocas décadas, en los dos últimos años suelo añadir un párrafo personal:

Los seres humanos y el mundo natural colisionaron. Ya no se puede sostener la vida en la manera que la conocemos ahora. Dispusimos hace unas décadas de tiempo, pero ahora ya no podemos evitar que el progreso de la humanidad quede enormemente disminuido…

Hoy esta redacción es la más coherente y es por ello que podemos concluir que “Última llamada” si peca en realidad de algo es de ser poco alarmista y radical, de ser optimista; lo demás quizás son solo excusas.

Más si tenemos en cuenta cómo reacciona nuestra sociedad, a la que se le pide que reaccione pero que hace oídos sordos (o se la ensordece).

Y es que ese “ya no hay tiempo de evitar que el progreso de la humanidad quede enormemente disminuido” tiene que ver, además de con las inercias biofísicas que tanto discutimos los científicos “preocupados”, con nuestra propia historia de la reacción personal y social ante las advertencias (cambio climático, cáncer y tabaco, CFC y ozono, asbestos y cáncer, plomo en la gasolina, etc.); también hay que saber de esas barreras psíquicas y sociales que la misma cultura que va al desastre ha creado.

Y la parte de este post no “desesperante”: ¿qué entendieron por progreso de la humanidad los científicos de los 90? ¿No será solo “progreso material”? ¿Va a disminuir enormemente el amor, la solidaridad, e incluso la felicidad? ¿Quién es pesimista y alarmista aquí en realidad?

Un comentario en “Carlos de Castro: “Última llamada” versus “Advertencia a la Humanidad”

  1. Saludos desde Guama, Yaracuy, Venezuela.
    Desde hace más de 30 años estamos trabajando en el tema de las sociedades sostenibles tanto en el aspecto ambiental, como en el humano. Sobran los datos que pronostican el colapso futuro de la humanidad debido a la contaminación y depredación de la biósfera terrestre y a los conflictos sociales. La génesis de este panorama tan poco halagador está en el descontrolado crecimiento poblacional, y en la manipulación abrumadora que todos sufrimos continuamente, proveniente de los poderes económico, político y religioso. Las importantes acciones realizadas por numerosos grupos ambientalistas y defensores de los derechos humanos especialmente en el transcurso de los siglos XX y XXI , han retardado el momento de la llegada del vaticinado fin de nuestra especie, pero no han podido detener el avance hacia ese momento fatal.
    Tantos años de estudio, análisis y vivencias, nos han llevado a concluir, con toda serenidad, pero con la máxima seguridad, que solo un cambio radical en el modo en que organizamos nuestras sociedades a nivel mundial, puede llevar al ser humano a tener la esperanza de permanecer sobre el planeta tierra por los siglos de los siglos, disfrutando de condiciones de bienestar deseables.
    Dichas transformaciones sustanciales, incluyen abordar sin tabúes el tema de la explosión demográfica; construir un sistema económico al servicio de las personas, moderno y sostenible; y deslastrar a la población de un cúmulo de creencias que la mantienen alejada de las formas objetivas de afrontar la existencia, y que propician confrontaciones irracionales que han causado tantos millones de muertes a lo largo de la historia.
    Concretamente, proponemos trabajar en el diseño, promoción y construcción de un modelo de sociedad ideal, haciendo hincapié en las tecnologías sostenibles y en un sistema de relaciones sociales que lleve a las personas a tomar las riendas de su existencia en un sentido constructivo, y que minimice la influencia del afán de lucro empresarial, la ambición de poder gubernamental, y los dogmas que llevan a la gente a pensar en soluciones mágicas y a creer que quien no profesa su fe, es un enemigo a ser atacado o aniquilado. Sabemos que ello conlleva la renuncia a concepciones milenarias y una labor titánica, pero tenemos la certeza plena de que no hay otro camino.
    Nosotros hemos realizado apenas un esbozo de lo que podría ser ese modelo de sociedad ideal, pero es indispensable que se vayan sumando cada vez más personas convencidas de la necesidad de transformar nuestras sociedades desde sus fundamentos ,y entre todos hacer los planos, las maquetas, las historietas, los videos y las presentaciones que hagan falta, para dar vida, en la mayor escala posible, a una especie de ciudadela experimental futurista, en la cual se pueda observar a personas conviviendo en un ambiente que ofrezca un nivel de vida elevado y sostenible.
    Por ello estamos invitando a quienes tienen inquietudes similares a las nuestras, a visitar el sitio web http://www.benesuelo.blogspot.com para familiarizarse con las propuestas que allí se plantean, y, de estar de acuerdo con ellas, unirse al equipo de soñadores que esté dispuesto a cambiar el mundo, pese a todos los enormes obstáculos que seguramente se presentarán. Gracias.
    César E. Valdivieso P.
    C.I. 7312763

    Me gusta

Deja tu comentario o adhesión al manifiesto | Leave your supporting comment | Pour signer le manifeste laissez un commentaire | Überlasse dein Kommentar oder Einstimmung mit dem Manifest | Άφησε το σχόλιο σου ή την υποστήριξή σου στο μανιφέστο

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s